A KILOMETROS

Me preguntas que sí creo en el amor a distancia.

Indudablemente lo creo, El amor, si es de verdad no entiende de kilómetros, solo basta con sentirlo, porque no comprende la mayor dificultad de estar separados.

Claro está, tratando día a día que esa distancia se reduzca en cercanía. Poniendo ese objetivo de ilusión; intentando que las cosas salgan bien. Un “te echo de menos” vale por lo menos un veintisiete.

Deberíamos intentarlo; el mundo esta bien jodido por esos miserables que ni siquiera se arriesgaron, que dejan las cosas como si la otra persona no importara, los miedos y dificultades existen de lo contrario todo el mundo fuera feliz.

Si te decides en intentarlo, no me importaría en coger un vuelo e ir a verte; se que tienes miedo a un mapa, pero si lo miras de lejos estamos mas cerca de lo que crees, es por eso por lo que el mundo es tan pequeño.

Crees en el amor de Dios, que, aunque no lo puedas ver lo podemos sentir, y eso quiero que suceda, que creamos que si se puede. Si es posible; si de verdad el único impedimento que tienes es la distancia puedo hacer que ese no lo sea. Hare un presupuesto solo para eso, así como las medicinas son una prioridad mensual puedo tenerte a ti también para ello; todo es cuestión de organización y de querer, como dice el refrán: “Querer es poder”. Y con ayuda del Señor en un futuro me quede definitivamente.

No creas que también siento miedo por todas esas veces en las que fracasé.

Agarrarte de la mano, ir al cine, salir al parque y comer un helado, ir juntos al santísimo, presentarme a tus amigos, todo eso y mas se puede lograr; solo si dejamos atrás el miedo.

Pero si crees no poder, te estaré muy agradecida por todo lo que me hiciste vivir, por tocarte, sentirte, probar esa dulzura dentro de ti, por estar pendiente y preocuparte en mi salud, por darme voz de aliento, y sobre todo por acercarme mas a Dios. Solo te pediría que, así como decidiste en no hacerlo, respetes también el querer alejarme de ti, por lo menos un tiempo para poder yo cerrar este ciclo que fue algo muy lindo y poder mirarte como un gran amigo, aunque no te fueras convertido en mi José.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s