Microrelato lo que nunca fué

Ahora se me hace fácil no buscarte, eso quiere decir que ya no eres prioridad; entiendo que una persona no puede estar sola, para eso Dios creo su compañía, y creeme que hubiera deseado que tú lo fueras Sido.

No recuerdo cuántas veces me han roto el corazón o cuántas veces yo lo he hecho.

Pero lo que estoy totalmente segura, es que prefiero ser yo quien se lastime así mismo, que provocarlo a alguien más, pues es más fácil dormir con el alma en pedazos, que con una conciencia pesada.


Confieso que nunca he llorado por un amor, digo un desamor, y eso creo que ahora me ha hecho más vulnerable, porque por cualquier pendejada lloro, menos por falta de cariño.


Deseo seguir mi camino, pero este está lleno de peligros y lo mejor es estar acompañado, no puede una sola persona cargar su cruz.

Hasta el mismo Jesús necesitó de ayuda.

Nadie puede cargar más peso de alguien, pero si puede ayudarte aliviar la balanza; todos tienen sus miedos, todos tienen su pasado, todos tienen sueños, pero lo importante es encontrar a ese alguien que te ayude a escribir un mejor futuro, de lo contrario ¿De que valió tanto dolor?

Ahora entiendo todo, y te doy gracias por tu tiempo, fuistes ese algo que nunca fue, pero por el destino y pensamientos diferentes no estamos juntos, te deseo lo mejor y espero encuentres un gran amor.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s